Seleccionar página

UX y UI son siglas con las que seguramente te has encontrado más de una vez. Si no sabes muy bien si son un grupo musical o si refieren a unidades de medida has dado con el lugar correcto. Distinguir bien entre UX y UI es importante ya sea que estés por iniciar un proyecto web o bien que te estés planteando renovar el que ya tienes entre manos. Es más que probable que te encuentres con estos elementos en las ofertas que estudies o en la fila de expertos que sin duda te visitarán para mostrarte las maravillas que pueden conseguir. Así que no pierdas detalle de este texto para que estés siempre un paso adelante.

Vamos a ser sinceros: la red está llena de siglas y palabritas rebuscadas que en el fondo aportan muy poco. En más de una ocasión nos encontramos con simples traducciones al inglés de expresiones muy sencillas en castellano. Podemos hacer una colección de ejemplos visitando perfiles de Linkedin donde podemos ver etiquetas y puestos de trabajo de lo más surrealistas. En el caso de UX y UI no se habla sino de la experiencia de usuario y la interfaz de usuario, respectivamente. Salta a la vista que el usuario es el elemento en común, pero la palabra que le acompaña cambia radicalmente el sentido de lo que se hace en cada caso. Aquí pretendo dos cosas: 1) Mostrar las diferencias entre UX y UI; 2) Dejar claro que, a pesar de sus distancias, un proyecto web exitoso a largo plazo tiene que considerar ambos elementos.

UI o lo que el ojo tiene delante

Dicho de manera muy sencilla, la interfaz de usuario (user interface) es la cara visible de una web o aplicación. Es el rostro inmediato con el que interactuamos, pues el código que sustenta y hace posible las operaciones se encuentra detrás de esa cara visible. Digamos que la interfaz es esa capa intermedia que permite la comunicación entre el humano y la máquina. Hoy en día damos por sentado que la interacción se da a través de una interfaz gráfica y amigable. Pero esto no siempre ha sido así y en algunos ámbitos sigue sin serlo. Para que quede todavía más claro imagina que vas a borde del Nabucodonosor de la película Matrix y tienes que elegir entre las pantallas con caracteres verdes bajando a toda velocidad y una que tenga al menos Windows instalado para poder dar fácilmente con un reproductor que traduce todo ese código en vídeo. Bien, pues detrás de esa interfaz gráfica y amigable que hace la vida más sencilla hay un trabajo de diseño.

El experto en UI se enfoca en lo que el usuario verá cara a cara. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

El experto en UI se centra, por lo tanto, en lo que el ojo tiene delante. Busca un esquema de color, una tipografía y todo aquello que implica el cuidado del diseño gráfico de eso que el usuario se encontrará cara a cara. Sin duda su pensamiento creativo y búsqueda de una armonía estética le harán privilegiar el detalle en los elementos gráficos. Puede presentar propuestas muy agradables al ojo y, por lo tanto, que enamoren con cierta facilidad. Pero los colores y lindos detalles de la UI no se sostienen en el vacío. Toda interfaz se presenta dentro de un marco, esquema o estructura que conocemos como wireframe. Este esquema sería como el plano arquitectónico de lo que se está diseñando. De manera que ahí se decide dónde irá cada elemento de la interfaz. Es precisamente en el wireframe donde UX y UI se pueden encontrar y donde librarán su campo de batalla definitivo.

UX o la pericia del navegante

El experto en UI tendrá los aspectos gráficos como su prioridad y criterio para decidir los elementos del wireframe y su acomodo. Pero no siempre el barco mejor decorado es el que mejor navega por los mares. Esto lo sabe bien el experto en UX, es decir, en la experiencia de usuario (user experience). El enfoque cambia por completo: no importa tanto si un botón se ve mejor siendo de color azul y en el centro cuando sabes que el color rojo y la derecha son mejores opciones para la usabilidad, por decir algo al azar. Su pensamiento es creativo, sin duda, pero debe tener un buen contrapeso crítico para que su brújula no deje de apuntar hacia las mejores opciones para la experiencia de usuario. Aunque eso implique sacrificar la armonía estética de la interfaz. El diseño de la experiencia de usuario se centra en la interacción, es decir, en las acciones que se espera que realice el usuario. De aquí que la investigación sea una competencia esencial en UX que busca hacerle la vida más sencilla al usuario en la interfaz con la que interactúa.

En UX la capacidad analítica, la investigación y el pensamiento crítico son esenciales. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Un buen trabajo de UX implica diseño de prototipos, pruebas constantes y una buena capacidad analítica. Cuando se invierte en experiencia de usuario debe saberse que se trata de una apuesta a largo plazo y que debe ser constante. En UI puede conservarse la línea de diseño durante un tiempo, mientras que en UX se sigue un proceso constante permanentemente retroalimentado por los datos de las interacciones con los usuarios. Esto afecta áreas más allá de la analítica como la programación y la estrategia de contenidos, de ahí que pueda verse que la experiencia de usuario no depende de un solo departamento y supone una visión global del proyecto. Dicho de manera directa: cuando hablamos de UX hablamos de algo más que de una cara bonita. No se descuida el aspecto, pero éste es uno más de los elementos a contemplar en el conjunto de la experiencia. También hay que atender la usabilidad, las interacciones, la funcionalidad, entre otros.

UX y UI, ¿por cuál apostar?

En mi perspectiva personal la UX y UI son parte del mismo conjunto. En otras palabras, dentro del gran campo de la experiencia de usuario debe contemplarse también el diseño de interfaz. De hecho, cometemos un error si pensamos que la apariencia no tiene un importancia a la hora de determinar qué tipo de interacción se realiza con el sitio. Pero el error más habitual es el de empezar dando más peso a la parte gráfica y pensar que eso garantiza el éxito del proyecto. Quizá la mejor manera de verlo sería la siguiente: la UI es la punta del iceberg que es visible gracias a la gran masa que le soporta de manera invisible. Pero la pregunta que tienes que hacerte es la siguiente: ¿qué partes del proceso de UX y UI son las que de verdad necesita mi proyecto?

Para decidir entre UX y UI hay que tener muy claro nuestro objetivo. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

De manera ideal un proyecto a largo plazo debería incluir todas las facetas. Pero es verdad que hay un gran número de proyectos del mundo digital que no requieren ir tan a fondo en la experiencia de usuario. Si lo que te interesa es posicionamiento de marca, por ejemplo, seguramente la UI tendrá un peso muy importante en tu proyecto. Mientras que si buscas que tus usuarios te contacten, compren o acciones similares, entonces tienes que saber que necesitas apostar por un trabajo de UX más completo. Mi recomendación es que tengas muy claro tu objetivo cuando valores una oferta de servicios de este tipo. Así evitarás que te vendan solamente una cara bonita o, en su defecto, que te cobren por servicios que realmente no necesitas. La inversión en experiencia de usuario nunca estará de más, pero tienes que saber que es una carrera a largo plazo que requiere constancia. Mientras que un buen trabajo de UI puede ser una carta de presentación bastante decente. Lo que elijas dependerá, de nuevo, de lo que quieres conseguir explorando el espacio digital.

Pin It on Pinterest