Seleccionar página

¿Qué necesito para hacer una página web? La pregunta, no tengo duda alguna, nos llevará a proyectar un montón de requisitos técnicos. Empezaremos por asumir que tenemos que tener una especialización en informática, y con lo mal que se me dan las matemáticas ya me puedo ir olvidando. En este espacio hemos hablado ya más de una vez de algunos requisitos como el dominio y el servidor. Pero esto sigue siendo todavía en esta línea del nivel técnico. Aquí quiero ir a algo todavía más básico y elemental. Parecerá una tontería, pero a la pregunta por el qué necesito para hacer una página web hay que responder de manera sencilla y directa: contenido.

La creación de contenidos es uno de los temas más recurrentes por aquí, pero hoy quiero enfocar el tema de otra manera. Hoy en día plataformas como Blogger o WordPress te permiten tener un blog de manera muy sencilla. Quizá esto sea más que suficiente para las necesidades de tu proyecto. Pero incluso en este punto antes de lanzarte tienes que tener claro el contenido que vas a ofrecer. Otras plataformas como Wiix ofrecen una manera sencilla e intuitiva de crear una página web. De nuevo, quizá eso valga para un proyecto doméstico con objetivos valiosos pero modestos. Pero también en ese caso tener claro el contenido es esencial. ¿Qué necesito para hacer una página web? La respuesta más sencilla siempre será contenido, contenido y más contenido.

¿Qué necesito para hacer una página web?

Ya dimos la respuesta, pero ahora es tiempo de especificar la variante de este texto. El contenido es a una web lo que la sangre al cuerpo humano. Una web no vive sin él. Bien se dice que el sentido común es el menos común de todos los sentidos. Por eso hay que remarcar una idea como esta. No es nada raro que nos encontremos con proyectos que imaginan una web espectacular, algo que les entusiasma de verdad, pero luego son incapaces de responder con claridad a una sencilla pregunta: ¿qué haces-vendes-ofreces? Y ya no hablemos del siguiente paso: ¿cuál es tu valor diferencial? ¿Cómo se distingue eso que haces-vendes-ofreces de la competencia?

El contenido es la sangre de una web, sin ella no vive. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Está claro que todos tenemos una irremediable pasión por vivir y para eso necesitamos encontrar una manera de ganarnos la vida. Pero precisamente por eso hay que ser prudentes al momento de hacer una página web y no tener claro estas líneas básicas de contenido que serán las que te permitirán conectar con tu audiencia, es decir, las que condicionan el éxito de tu proyecto. Si no se parte de una base sólida en este sentido simplemente estarás generando más problemas que soluciones. De ahí que antes de responder al qué necesito para hacer una página web se puedan plantear algunas preguntas auxiliares que te lleven a dar forma al contenido esencial de ese proyecto que tienes en mente.

¿Te apasiona tu proyecto?

“Sí, es así de sencilla la pregunta. Está claro que la primera reacción será decir: ¡por supuesto que me apasiona! Pero vamos a tomarlo con un poco más de calma. Como bien dice Gary Vaynerchuck: “Las habilidades son baratas, la pasión no tiene precio”. Aprender a usar WordPress o cualquier otra plataforma para hacer una web requiere de una inversión de tiempo y no necesariamente de dinero (hay muchos cursos gratuitos y tutoriales). En el peor de los casos, para quien no quiere invertir demasiado, se puede contratar a un profesional que pueda poner en marcha el proyecto. Pero hay algo que, en efecto, no tiene precio alguno: la pasión. Este elemento será el motor intangible te todo proyecto.

Si tu proyecto no te apasiona será más complicado generar el contenido que necesitas. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

¿Qué tiene que ver esto con el contenido? El mismo Gary puntualiza que un proyecto que te apasiona es aquel sobre el que puedes estar hablando horas y horas sin cansarte. Si traducimos eso al contenido tienes que pensar en que tu proyecto tiene que estimularte para generar ideas de contenido de varios tipos: texto, vídeo, audio, gráficas. Si lo que vas a hacer te apasiona a este grado sin duda podrás comunicar ese mismo gusto a tu auditorio y no tendrás que ver tu web como un tormento que demanda tu atención constantemente. Por eso ante la pregunta por el qué necesito para hacer una web hay que responder también: pasión por lo que quieres poner en ella.

¿Sabes lo que quieres decir?

Si se da el presupuesto del punto anterior entonces será mucho más sencillo que se sepa desde un inicio lo que se quiere decir. Si vendes tazas no se trata de decir solamente: Hola, vendo tazas. El que se apasiona de verdad sabe que vende las mejores tazas del mercado y sabe exactamente las razones. Puede pasarse horas explicando la diferencia de materiales, la importancia del diseño, el modo en que se aplica el color. Todos estos elementos son los que se transmiten a una web para marcar diferencia. Pero si se sabe lo básico se transmite lo básico. Además de que, seguramente, será un martirio rellenar descripciones de productos o servicios. ¿Crees que de verdad vas a poder diferenciarte así en el mercado global?

Saber lo que se quiere decir es fundamental para distinguirse en la red. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

¿Qué necesito para hacer una web? Un contenido que transmita de manera clara lo que hago, lo que ofrezco de diferente al resto de opciones. Definirlo no debe ser un trabajo pesado. Es la primera gran inversión que harás en tu proyecto. Si no lo encuentras fácilmente entonces tienes que darle tiempo a la idea para que madure. No te lances de inmediato al proceloso océano de la red con prisas. Quizá el factor diferencial, el que realmente te apasiona, no está en donde estás mirando ahora. Tienes que saber que ahí donde no encuentres dificultades para generar contenido es donde tienes que tirar del hilo. Así tu web se mantendrá saludable y actualizada. Tus usuarios lo van a agradecer.

Breves consejos para desesperados

Si lo tuyo no es la paciencia, y quieres lanzarte a invertir en un profesional que tire para adelante el proyecto, entonces te dejo tres breves consejos para ahorrarte unos cuantos dolores de cabeza:

  1. Aporta todo el contenido posible desde el inicio y responde a todas las preguntas que te hagan sobre este tema. Quien conoce su negocio o producto eres tú.
  2. Valora la velocidad y la seguridad del sitio antes que una estética deslumbrante. Una solución barata en el presente puede ser muy cara en el futuro.
  3. No inicies la casa por el tejado. Lo primero es estar de acuerdo en lo que habrá de contenido en la web, los colores y cosas bonitas son elementos de apoyo. El diseño puede cambiar muchas veces, pero la esencia del mensaje tiene que ser coherente y congruente a lo largo del tiempo. Así que no sufras por los colores y céntrate en comunicar bien lo que vendes.

 

Pin It on Pinterest