Seleccionar página

Hace unos días que Google salió de compras para hacerse de la compañía Quest Visual. ¿Qué tenía de interesante? Pues nada más y nada menos que Word Lens, un traductor realmente sorprendente. La idea fundamental es apuntar la cámara de tu dispositivo hacia el texto que quieres traducir y las palabras cambiarán como por arte de magia. Sin duda una aplicación que hace sentir que hemos llegado al futuro, aunque todavía hace falta pulir la idea y desarrollar la interfaz. Algo que podrán realizar teniendo detrás al gigante de las búsquedas que ve ya hacia el siguiente paso: los wearables.

Lo alucinante de Word Lens es que no se trata de un traductor que se limite a mostrar las palabras que quieres cambiar de idioma, sino que lo hace en el mismo contexto en el que se encuentran. Se trata de traducir sobre la realidad, para decirlo de mejor manera. Como puedes ver en el video aquí arriba, Word Lens toma las palabras que se captan a través de la cámara y las traduce ajustando su forma y color para integrarlas en el contexto del que emanan. Así, el título del libro se conserva en la misma estructura (o una muy cercana) dando la apariencia de que estamos viendo la carátula en otro idioma. Esto puede ser sumamente útil, por ejemplo, para traducir señalamientos en ciudades donde desconocemos el idioma o quizá el menú de un restaurante siempre que el texto sea lo suficientemente grande. Además no requiere de conexión a Internet para funcionar, por lo que lo llevarás siempre contigo.

Word Lens traduce las palabras en el contexto en el que se encuentran. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

¿Por qué Google compra Word Lens?

La respuesta es muy sencilla: Google Glass. Esta aplicación será imprescindible dentro de las gafas inteligentes de Google. Poder traducir las cosas con la mirada resulta sumamente práctico y nos permitiría interactuar mejor con nuestro entorno aún desconociendo el idioma de donde nos encontramos. Vamos, es algo que no puede faltar en un dispositivo como el que preparan los de la gran G. Resulta interesante pensar en las aplicaciones que puede tener más allá de los ejemplos que ya hemos dado. Ya puedo imaginar cómo se generan promociones especiales ocultas o información adicional en productos accesible gracias a este tipo de tecnologías. Sin duda una aplicación que se inscribe en el marco de la realidad aumentada que es el ámbito propio del proyecto Glass.

Aspectos técnicos

Lo mejor de Word Lens es que puedes disfrutar de ella completamente gratis tanto en Android como en iOS. Con un peso de 41,48 MB, resulta sumamente útil contar con ella entre tus herramientas para tener un traductor siempre a la mano sin importar si tienes o no conexión a Internet. Sería mucho pedir de momento el que nos ofreciera una traducción perfecta, por lo que los resultados que podemos apreciar se limitan a traducir palabra por palabra. Es decir que no se puede esperar una sintaxis perfecta, así que no te confíes demasiado si piensas usarlo como traductor porque podrían pasarte cosas como éstas:

Ejemplos de lo que sucede cuando se confía demasiado en el traductor

También puedes introducir palabras manualmente para realizar traducciones o, una vez que hiciste clic sobre el botón de pausa, pulsar sobre alguna de las palabras que aparecen en la imagen congelada y ver su traducción. De momento no reconoce texto manuscrito ni fuentes demasiado estilizadas. Sin duda que se trata de un traductor muy básico que tiene la gran virtud de ser parte de una interfaz de realidad aumentada. El idioma base es el inglés, por que es posible traducir desde él hacia el español, francés, italiano, ruso, portugués, alemán y viceversa. Pero seguramente las opciones aumentarán ahora que Google ha tomado en sus manos el proyecto.

Word Lens es un alucinante traductor de realidad aumentada. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Así que ahí lo tienes. Word Lens es una de esas aplicaciones útiles en momentos que quizá no te imaginabas, además de que te tiene fascinado tratando de traducir textos por la calle. Ya te digo que la sintaxis no es de lo mejor, así que bien puedes ir por ahí fabricando tus propias traducciones curiosas para reír un rato. Un extra de la aplicación que seguramente no estaba calculado. Te dejo por aquí los enlaces para descargarlo tanto en Android como en iOS para que puedas comenzar a ver el mundo en tu idioma.

Pin It on Pinterest