Seleccionar página

¿Has intentado buscar la palabra monja en el buscador de imágenes de Google? Pues venga, inténtalo para hacer un ejercicio de SEO que aquí te espero mientras le das un vistazo a los resultados. ¿Ya está? Bueno, pues entonces habrás visto que hay dos posibilidades que dominan el panorama: o una caricatura de las religiosas o una versión más bien erótica que poco tiene que ver con la vida de una monja. Una tercera opción nos muestra a mujeres mayores, más o menos simpáticas, con la típica vestimenta que nos viene a la cabeza cuando pensamos en una mujer al servicio de la religión. Esto precisamente llamó la atención de la hermana Julie Vieira cuando valoraba la posibilidad de dedicarse a la vida religiosa.

Solemos enfocar los asuntos de la información en Internet y el SEO  a partir de su importancia para la visibilidad de los negocios. Olvidamos entonces que la información que circula por la red puede ser fundamental para decisiones vitales tan importantes como esta de la hermana Vieira. No podemos obviar el hecho de que el primer punto de contacto, la paleta de colores que nos sirve para bosquejar un panorama, está en el buscador de Google. Así que alguien que intente darse una idea de lo que sería su vida como monja quizá no encuentre la motivación necesaria para dar el paso o simplemente se lleve una idea muy equivocada si sólo tiene esa serie de imágenes. De aquí que la hermana Julie Vieira se decidiera a ponerle remedio a este asunto.

Sin SEO no hay paraíso, las hermanas a la conquista de la red

El inicio de esta historia se remonta al año 2006, cuando Julie se iniciaba en la vida religiosa. Sus búsquedas en la red arrojaban precisamente lo que ya has podido corroborar por tu cuenta. Así que el trabajo era fácil: había que dar una verdadera voz en la red a la comunidad de religiosas. Se trataba, entonces, de aprovechar las herramientas de Internet para generar un espacio que reflejara de manera auténtica la vida de una comunidad religiosa. Para ello generó un blog y un conjunto de redes sociales que gestionaba junto con su amiga la hermana Maxine Kollasch. El título elegido fue A Nun’s Life, es decir, la vida de una monja.

El objetivo de A Nun’s Life era darle auténtica voz en la red a la comunidad de religiosas. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

El objetivo en términos de SEO era apoderarse de los primeros sitios para la palabra clave nun o monja en inglés. Pero el resultado fue mucho más allá de esto. El blog tuvo una gran acogida y generó una auténtica comunidad en torno a su objetivo. Hoy ha evolucionado hasta convertirse en un concepto completo que incluye un foro, donaciones y hasta una serie de podcasts que tienen bastante popularidad.

Claro que se trata de un caso de éxito muy peculiar. Su palabra clave objetivo la tienen asegurada debajo, evidentemente, de Wikipedia y un diccionario. Las combinaciones más relevantes para búsquedas informacionales les pertenecen (en inglés, claro está): cómo convertirse en una monja, quiero ser monja, pensando en ser una monja, cómo es la vida de una monja… en ningún caso están por debajo del segundo lugar. Pero es aquí donde habría que destacar algunos aspectos interesantes del proyecto que se ha apoderado de un micronicho.

Números y contenidos, el SEO y las redes sociales

Mantengamos en el horizonte que tenemos un caso de una auténtica comunidad. De manera que cuando hablamos de micronicho no nos referimos a un segmento de un mercado, sino a una parte de un colectivo que ya tiene unos lazos muy fuertes. ¿Por qué resaltar este aspecto? Muy sencillo, porque si atendemos a los números algo parece no funcionar muy bien. El primero es para asustarse: hasta el día de hoy el blog cuenta con 666 entradas. Número marcado con una muy mala fama, pero es una mera coincidencia. He explorado los artículos de manera aleatoria buscando generar una muestra más o menos representativa. La primera entrada es de julio del 2006, tiene un solo comentario y una actividad nula en redes sociales. Esto, sorprendentemente, es una constante en los posts.

El contenido del blog es relevante aunque no se mueve por las redes. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

El blog cambió de dominio en mayo de 2008, por lo que hay tiempo de sobra para acumular datos de las redes sociales y la interacción en general. Lo interesante es que los números son bastante modestos: 4614 seguidores en Facebook, 4244 en Twitter y en el resto de redes sociales no se supera los 150 seguidores. El promedio de comentarios que he podido ver está entre dos y tres comentarios por post. ¿Estamos hablando de una comunidad invisible?

Pues no, lo que sucede es que estamos ante una comunidad que genera un contenido muy relevante, que sabe de lo que habla y a quien habla. Todos los posts están perfectamente optimizados para un conjunto de palabras clave bien definidos sin que eso afecte su calidad. De hecho, me he pasado un buen rato disfrutando de interesantes relaciones entre el campo semántico derivado de la palabra monja y la cultura pop. En pocas palabras: el contenido es muy bueno y muy relevante para la comunidad.

El trabajo en la creación de contenidos es notable en A Nun’s Life. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Tenemos 666 entradas generadas a partir de un grupo reducido de palabras clave con un contenido relevante y original. A través de él se logra conectar tanto con las necesidades de información de quien considera la vida religiosa como opción, como con quien ya está dentro de ella y busca un espacio de diálogo. Lamentablemente el foro no está operativo en estos momentos, pero mi hipótesis es que es ahí donde se concentra la conversación por reflejar de mejor manera las formas de convivencia de este tipo de comunidades. Esto ayuda a concentrarse en el cuidado de la web y del blog desde el punto de vista SEO sin preocuparse tanto por la difusión en redes sociales. En otras palabras, el contenido no se mueve mucho por las redes, pero es muy solicitado por la relevancia de su información.

La confesión y la congregación: la importancia del secreto

Imagino que quienes defienden que la relevancia de las redes sociales para el SEO es más bien menor estarán ahora sonriendo y saltando de gusto. Pero todavía nos queda un aspecto por considerar, así que no nos adelantemos. La Iglesia ha mostrado una actitud bastante abierta ante las redes sociales, sobre todo en los últimos años con la cuenta de Twitter del papa. Sin embargo, no podemos pasar de largo que hablamos de un colectivo acostumbrado al diálogo entre ellos, es decir, al intercambio de información desde la seguridad de la congregación. Son una comunidad, pero resguardada, en su mayoría, por las paredes de un monasterio o un convento. Para decirlo claramente, hay cosas que sólo se pueden hablar entre hermanas.

El secreto es un elemento que acompaña a estas comunidades por más que se abran a las redes. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Otra de las categorías fundamentales es la de la confesión. Un acto sumamente personal y secreto que no puede realizarse ante cualquier persona. Si sumamos esto al secreto que se guarda al seno de la congregación, tendremos como resultado una hipótesis para explicar el comportamiento del contenido en redes sociales al interior de este micronicho: las anécdotas de vida de una monja se pueden hacer públicas, pero se discuten en la congregación o se confiesan en el lugar señalado para ello. Una par de barreras importantes para hacer pleno uso de las redes sociales por parte de las religiosas. Pero que no quita que se pueda generar un contenido muy relevante para quien quiera dar un vistazo a la vida de las monjas contada de una manera amena, amable y auténtica.

La gran lección, por tanto, es que SEO y redes sociales son herramientas que se complementan, pero tienen que encontrar la mejor manera de adaptarse a las necesidades de cada grupo en particular. Este es un caso claro donde el segundo elemento encuentra dificultades para extenderse. Mientras que el primero aparece como indispensable para alcanzar a quien busca orientación en el momento adecuado. Sin SEO no hay paraíso en la era de Internet. - tuitéalo    

Contenido ameno, amable y auténtico para dar voz, pero no necesariamente para viralizar. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Esto, de nuevo, significa encontrar el combo perfecto para aquellos a quienes te diriges. En este caso el PBF es lo que le ha dado el mejor de los resultados: Podcast, Blog y Foro. Los dos primeros permiten la escucha y lectura como si se tratara del sermón y la Biblia, mientras que el último sería el espacio de discusión en la congregación. Lo que se vuelve evidente es que para dar voz auténtica a este colectivo se le tiene que conocer bien y traducir al mundo virtual sus formas y costumbres. En eso, como vemos, este es un caso de éxito del que podemos aprender.

Pin It on Pinterest