Seleccionar página

Mi particular punto de vista sobre el SEO está marcado por la necesidad de conquistar al buscador. Dentro de la idea de la seoducción se remarcaba la importancia del contenido como aquello que debe ser optimizado, como aquello con lo cual trabaja en sentido estricto el experto en posicionamiento. Pero, ¿qué pasa cuando se tiene una ceguera del número? El encargado del área de SEO debe tener una buena formación matemática e informática, cierto, pero si carece de una mínima sensibilidad ante la dimensión humana se perderá en los mares de información confundiendo las coordenadas con el nombre propio del puerto de destino.

Hay muchas maneras de llegar a 41°22′57″N 2°10′37″E pero no será sino hasta que des clic en el enlace que esta frase cobrará sentido, que esas vías o maneras se muestren o se concreten ante ti. Quizá tengas recuerdos de la ciudad o probablemente muchas ganas de visitarla un día. Lo cierto es que la dimensión humana es mucho más compleja que la precisión numérica. - tuitéalo     En el área del SEO, como en otras tantas, querer reducir una a la otra será siempre un error. Lo ideal, como ya hemos dicho en otras ocasiones, es darse cuenta de que estas perspectivas son complementarias en sus diferencias y no enemigas mortales.  No puede decirse que se conoce una ciudad porque sabemos de memoria sus coordenadas, su número de habitantes y los grados de temperatura que puedes esperar en ella en cada época del año. Tienes datos importantes, sí, pero estás lejos de una verdadera experiencia. El número no puede impedirte ver, sentir y disfrutar del entorno.

La ceguera del número contra los contenidos

¿Cómo se traduce esto al mundo del SEO? Es importante conocer las métricas e indicadores que marcan el comportamiento de un sitio web en los buscadores, pero esto no necesariamente habla de la calidad del contenido que se encuentra en ellos. Conocer estos datos es igual que tener las coordenadas de un sitio, por lo que a eso hay que sumar lo que de ese lugar se dice o, en otras palabras, la experiencia de los usuarios. Bien sabemos que desde la perspectiva de los números se pueden encontrar maneras más o menos efectivas de lograr un buen posicionamiento, es decir, que en la medida en que se comprenden mejor los elementos que participan en el algoritmo en turno se puede seguir una mejor estrategia. Pero esto corre el peligro de centrarse en la batalla contra Google que deja al receptor real y final de nuestro trabajo fuera de la jugada.

Los contenidos que responden a la ceguera del número pierden su valor. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

La evolución de la red busca cada vez más la comprensión del entorno. La tecnología avanza para responder de la mejor manera dependiendo de la situación en la que nos encontramos y buscando añadir valor a la experiencia del mundo (realidad aumentada, Internet de las cosas, etc.). Project Tango de Google es una de las mejores muestras de esto. El número se pone al servicio de la experiencia para darle más posibilidades de contenidos. Los contenidos que responden a la ceguera del número, por el contrario, pierden gran parte de su valor y sentido. Escribir para agradar al buscador, hacer del posicionamiento una cuestión numérica, es el camino más rápido para ser víctima de una penalización del gigante de las búsquedas. Deja que los contenidos sean creativos y espontáneos, después busca la manera de que apunten hacia las coordenadas adecuadas. Sólo así te llenarás de buenos comentarios por la experiencia que brindarás a los lectores o usuarios.

SEO contra los molinos de viento

Lamentablemente la confusión reina todavía en muchos rincones de la red. El encargado de SEO sigue siendo un personaje que responde a gráficas y métricas, por lo que más que atener a las demandas de los usuarios encuentra su principal diversión en dar con la manera de vencer al gigante de las búsquedas. Lo que le importa es vencer perdiendo de vista lo que va sucediendo en el camino. Esto le lleva a emplear estrategias que dejan una estela de problemas de tal. Sigue, en pocas palabras, el imperativo del mejor resultado en el menor tiempo. La mejor manera que se me ocurre para describir el problema está en un juego de combinaciones:

La ceguera del numero no se fija tanto en las buenas acciones

Lo que tenemos, entonces, es que la ceguera del número nos lleva a privilegiar una opción particular. El camino virtuoso sería el de las buenas acciones que llevan a un buen resultado, pero éste no está asegurado nunca. En efecto, una buena acción no necesariamente lleva a un buen resultado, aunque sin duda es mejor mantenerse en este sendero que es el que nos va dejando un historial limpio. Algo que en otros terrenos llamaríamos buena conciencia. En SEO, sin embargo, parece que la vía que se busca constantemente es la de la mala acción que por un golpe de suerte tiene un buen resultado. En otras palabras, la vía rápida, la puerta trasera, el truco que logra vencer al omnipotente algoritmo de Google. Conseguir las primeras posiciones a cualquier precio es precisamente una consecuencia de esta ceguera del número a la que no le importa partir de una mala acción siempre que la suerte le siga sonriendo.

La ceguera del número orienta la estrategia de contenidos hacia métricas y no hacia experiencias. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

El mensaje final es muy claro: vale más una estrategia de contenidos orientada al usuario que un juego de dados con el algoritmo. Los resultados no serán rápidos, pero llegarán tarde o temprano. Google aprecia el contenido original y las valoraciones de los usuarios, así que lo más inteligente es apostar por que éstos encuentren elementos de calidad que puedan ser bien valorados. Hay que buscar los círculos virtuosos en un ambiente que fomente la creatividad y las buenas experiencias. Esto no quiere decir que nos olvidemos de las coordenadas, sino que a veces bien vale la pena navegar buscando el mejor clima aunque eso haga que el viaje se prolongue en el tiempo.

Pin It on Pinterest