Seleccionar página

Seguimos con esta serie de artículos que exploran el mundo de las redes sociales. La semana pasada nos acercamos a una propuesta de lectura para encontrar el espacio ideal a partir de un interés personal. El rol, la relación y la privacidad eran los elementos fundamentales para enfocar la elección. Ahora pasamos a otra perspectiva: la profesional. Esto nos mueve un poco hacia un territorio donde las redes sociales horizontales pueden no tener el papel protagónico.

En efecto, el cambio de objetivos nos obliga a ajustar la mira. No estamos ya en un campo general, sino que entramos en un ámbito donde acotar bien el grupo objetivo del mensaje es fundamental. Para ello existen plataformas donde los usuarios con intereses muy concretos se reúnen, estas se denominan redes sociales verticales. Un ejemplo claro es Flickr que reúne a los amantes de la fotografía, aunque hay tantas redes verticales como intereses se te puedan ocurrir. Claro que las redes sociales generales u horizontales también pueden tener un uso profesional, pero, como veremos, las posibilidades son muy concretas.

Las redes sociales verticales son aquellas que tienen intereses muy específicos. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Debemos agregar a nuestra lista tres redes sociales eminentemente profesionales: LinkedIn, Xing y Viadeo. La primera de ellas comenzó a funcionar en el 2003 y tiene ya más de 120 millones de usuarios que han cargado su currículum en su plataforma. Esta es, sin duda, la red líder en este ramo. Xing tiene ya alrededor de 14 millones de usuarios y se presenta como una interesante alternativa para el networking. Viadeo, fundada en 2004, alcanzó rápidamente un importante número de usuarios superando los 50 millones de profesionales conectando entre ellos. La característica común a este tipo de redes es que su objetivo es facilitar los contactos profesionales y favorecer el trabajo conjunto o networking. Aunque hay dos roles claramente diferenciados: los candidatos y los empleadores o empresas.

Cuando hablamos de redes profesionales, entonces, hay dos objetivos fundamentales en juego: el primero corresponde a quien busca trabajo y, por tanto, gana visibilidad de sus capacidades para entrar en contacto con empresas o con otros profesionales para algún proyecto en concreto. El segundo, evidentemente, es el de las empresas que usan estas redes para realizar de manera más sencilla sus proceso de selección y, también, para ganar visibilidad de marca entre los candidatos. De aquí se deriva una elemento esencial, a saber, que no es suficiente con subir nuestro CV a las plataformas, sino que hay que demostrar una actitud proactiva y preocuparse por generar una red de contactos bastante amplia. Esto nos vuelve mejores candidatos y facilita las cosas a la empresa que busca llenar alguna posición.

Visibilidad y reclutamiento, dos elementos importantes en las redes profesionales. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

LinkedIn, por ejemplo, nos permite crear un identidad en línea y participar en grupos afines a nuestros intereses profesionales. Mantenerse activo en ellos es fundamental para la visibilidad deseada. Xing, por su parte, enfatiza más el networking y los eventos de carácter profesional. Viadeo, finalmente, es una buena red para mostrar la capacidad de producir contenidos y mantener un seguimiento de las empresas que te interesan. Ya que hablamos de empresas, no se puede dejar de enfatizar que muchas de ellas realizan una labor de monitoreo en estas redes, por lo que es importante mantener “en forma” tu perfil. ¿Qué quiere decir esto? Para empezar puedes seguir las siguientes recomendaciones básicas:

1.  Usa una buena foto. La originalidad es importante para ganar notoriedad, pero recuerda que estás un un ámbito profesional. Pregunta clave: ¿Cómo te presentarías a una entrevista?

2. Configura tu título profesional pensando como el empleador. No basta con decir que eres licenciado en Derecho: Lic. en Derecho especialista en materia fiscal. Eso suena mejor y llamará la atención de quien busca alguien con tu perfil.

3.  Cuida el extracto o resumen de tu actividad profesional. Imagina que tienes 2 minutos (el famoso elevator speech) para convencer a alguien de que eres el mejor para el puesto. Este es el espacio para hacerlo.

4.  Actualiza los campos de experiencia y educación. Pero cuidado, comienza por lo más relevante y no confundas cantidad con calidad.

 5. Resalta tus aptitudes. Deja de lado la timidez y háblale al mundo de lo que puedes hacer. recuerda usar palabras clave para hacerlo. Sin duda te será muy útil realizar una búsqueda de reconocimiento para darte cuenta de las palabras que usan personas con un perfil similar al tuyo y, sobre todo, lo que solicitan las empresas que te interesaría que se fijaran en ti.

6.  Conecta con tus redes sociales. Este es un punto cada vez más importante. Dar la posibilidad de que la empresa vea cómo te desarrollas es un punto extra para que den el paso y se pongan en contacto. Pero ojo, ten siempre presente las redes que has conectado para saber qué es lo que compartes en ellas de manera pública.

Para finalizar este breve repaso vamos a dar un repaso a las posibilidades profesionales de las redes sociales generales u horizontales. Esto te dará una idea de lo que te puedes encontrar en ellas para aclararte el panorama en torno a las buenas prácticas del uso profesional de las mismas. De cualquier manera, ya hemos hablado de las normas básicas de convivencia en estos espacios que, no lo olvides nunca, son públicos.

La red social más conocida de todas

Facebook cuenta con las páginas de fans que, a diferencia de un perfil, no establece una relación de amistad, sino que hay un seguimiento de las novedades que desde ella se comparten por parte del usuario que da un “Me gusta”. En otras palabras: se convierte en fan de esa página y recibe las actualizaciones de estado de la misma en su propio muro. De aquí que se trate de una canal de información para dar mayor visibilidad, por ejemplo, a las promociones que lanza la empresa. La posibilidad de vincular una tienda en línea hace que también pueda existir un trato comercial directo, aunque esto no es tan usual para las grandes empresas. La gran virtud de Facebook es que su base de datos permite una segmentación sumamente precisa, por lo que si tienes tu propia empresa no dudes en hacerte una página.

La red de microblogging más importante

Twitter, por su parte, es más bien una herramienta que permite monitorear tu marca a través de las opiniones y obtener una retroalimentación importante por parte de los clientes. Es muy usual encontrarse con que las empresas usan esta plataforma como un primer contacto de servicio al cliente. Claro que es fundamental estar constantemente conectados para detectar problemas rápido y evitar una crisis. Además de que la capacidad de respuesta debe ser casi instantánea para convertir los problemas en puntos extra para la reputación de la marca. No hay un perfil especial para empresas, pero sí tuits promocionados que aparecen en las líneas del tiempo de los usuarios aunque no sigan el perfil de la empresa. Así, en esta plataforma se da un diálogo puntual y puede servir para construir comunidad con tus clientes. Es importante cuidar que tu perfil no sea un simple feed de noticias, es decir, que no sólo difunda tu contenido sino que tenga algo más que invite a interactuar o que le dé un rostro humano.

La apuesta de Google en las redes sociales

Google+ sigue el esquema de Facebook con sus páginas, aunque con todas las diferencias que ya se han visto en los perfiles personales. Los dos puntos diferenciales más importantes están en el uso de las comunidades que funcionan de mucho mejor manera que los grupos de Facebook y los círculos que hacen posible una mejora organización de tus contactos. Además, la integración con otras herramientas de Google como Analytics y YouTube te permiten tener control de tus datos desde un sencillo Panel de control. Sin duda una ventaja para los de la gran G al tener en casa plataformas indispensables para la presencia en la red hoy en día.

Hasta aquí los aspectos generales. Ya nos encargaremos de ir revisando con un poco más de detenimiento cada uno de estos espacios. Por lo pronto es importante recordar que el uso profesional de las redes sociales supone una actividad constante que cuide los contenidos y los elementos de apariencia de tus perfiles tales como la foto, la portada y la descripción ya sea personal o de tu empresa. Si te interesa conocer alguno de los espacios en particular o tienes dudas específicas deja un comentario y me encantará poder ayudarte. Este es un espacio donde el diálogo nos hace crecer a todos.

Pin It on Pinterest