Seleccionar página

Uno de los auténticos dolores de cabeza de la gran red está en la necesidad de hacer redacciones en espacios reducidos. Tomemos como ejemplo los menos de 30 caracteres que tenemos que emplear para anuncios de AdWords. Poder poner un mensaje con sentido en un espacio tan pequeño es un auténtico reto para cualquiera. Todavía más si se trata te convencer a un usuario de dar un clic. Recordando siempre que lo que se quiere encontrar es una respuesta completa y adecuada a la necesidad que nos ha llevado a encender el ordenador. Así que aquí repasaremos algunos consejos para realizar este tipo de redacciones bonsai.

La idea fundamental está en mantener el equilibrio entre brevedad y claridad. La redacción de menos de 30 caracteres tiene que enviar un mensaje comprensible.  - tuitéalo     ¿Qué se puede sacrificar en un texto sin alterar la claridad del mensaje? Esta pregunta nos lleva a la esencia de lo que queremos decir. Nos obliga a pensar en la mínima expresión de lo que buscamos expresar, en aquello a lo que no podemos renunciar porque entonces ya no estaríamos “dentro de presupuesto”. Esto, de hecho, es ya un buen inicio como criterio. Limpiar las frases con aquellos elementos que no son indispensables nos ayudará a ver de mejor manera lo que puede quedar para otra ocasión o lugar sin necesidad de renunciar a lo que de verdad queremos decir.

Buscando menos de 30 caracteres

Comienza por saber que el mensaje que quieres dar ya está ahí, solamente tienes que encontrarlo entre una serie de detalles que no son indispensables. Pero para que todo esto sea más claro podemos hacer un ejercicio práctico y hacer esta poda hasta darle forma a nuestra redacción bonsai. Así que imaginemos que queremos redactar un anuncio para una agencia de viajes. Comenzaremos por redactar la línea principal del anuncio para la que tenemos un límite de 30 caracteres. ¿Qué es lo primero que se te ocurre? Seguramente te vendrá a la cabeza la imagen de tu destino vacacional favorito, un mar paradisiaco o quizá un paisaje exótico. Ninguna de ellas nos sirve como tal en este caso salvo por una razón: ¿qué tienen en común las tres?

1. Busca la motivación principal

Lo primero que tenemos que hacer es responder a una pregunta: ¿qué motivaría a alguien a dar clic en este anuncio? No te agobies con que tienes menos de 30 caracteres. Si dejas que esa idea se imponga al inicio seguramente lo pasarás fatal y no conseguirás el objetivo. Lo primero es dar con la motivación de alguien. Las tres imágenes que hemos propuesto antes tienen algo en común: responden al deseo de alguien. Son la representación del lugar donde les gustaría ir, es decir, una proyección mental de sus deseos. La primera línea de nuestro anuncio tiene que hablar de ese deseo, evocar la imagen conectando con la motivación.

2. El lenguaje del cerebro

Nuestro cerebro está programado para responder a preguntas, así que bien puedes ensayar con algunas sin que esto signifique que nos vayamos a quedar con una de ellas. Te propongo tres opciones:

  • ¿Planes para el verano? (23 caracteres)
  • ¿Ganas de escaparte un finde? (29 caracteres)
  • ¡Te mereces unas vacaciones! (28 caracteres)

Si te fijas la opción más corta es en realidad la que mejor conecta con la motivación, la que nos lleva directamente a imaginar y proyectar nuestros deseos. Siempre existe la posibilidad de encontrar que lo que mejor se adapta sea más bien la respuesta a una de las preguntas que nos planteamos. Por ejemplo: “Date la escapada de tus sueños”, “Un verano soñado en familia”, “Regálate un verano de ensueño”. Mientras más preguntas cortas tengas más posibilidades podrás generar.

3. Busca inspiración en las palabras clave

Conocer a tu auditorio es fundamental, así que es indispensable realizar una investigación de palabras clave que te permita saber qué y cómo buscan aquello que quieres vender. Si tienes menos de 30 caracteres tienes que estar seguro de que las cadenas de búsqueda que emplean tus usuarios estén en ese espacio. Pero personalmente te recomiendo que tomes esto más como una inspiración que como algo que condicione completamente el contenido del mensaje. Recuerda que el clic está más deteminado por la claridad de lo que quieres de decir que por el hecho de que la palabra clave esté ahí. Es verdad que sin la palabra clave no estaremos en los resultados, pero recuerda que tienes otros espacios para hacerla aparecer.

4. Podando el mensaje

Supongamos que la palabra clave que nos interesa es “viajes baratos”. ¿Qué se te ocurre que podemos hacer para una primera línea de acuerdo a lo que hemos dicho antes? Lo primero sería pensar en términos de necesidad y no de oferta directa. Deja atrás los típicos mensajes: ¡Tenemos viajes baratos! ¡Aquí encontrarás todos los viajes baratos! ¡Viajes baratos y más! O, si vives en un barrio como Gràcia: Viajes baratos con gracia… Siempre muy original. Si tenemos dos líneas de 30 caracteres para transmitir inicia con una pregunta: ¿Sueñas con viajes baratos? Después puedes hacer un llamado a la acción como el que propusimos antes: ¡Te mereces unas vacaciones! Proyección e invitación a la acción. Siempre en un tono personal y cercano.

Cuando se trata de prescindir de elementos en una frase no quites los verbos. No hagas frases del tipo: viajes baratos aquí. Un verbo implica una acción y eso conecta de mejor manera con el lector, le invita a hacer algo más. Encuentra viajes baratos. La frase sigue estando dentro del límite y tiene un efecto mucho más efectivo que antes. Respondemos a preguntas y nos sentimos más cómodos cuando hay una acción en la frase. Juega con estos dos elementos siempre que te sea posible.

5. Respeta al usuario, no lo defraudes

Hagas lo que hagas el mensaje tiene que ser coherente con el sitio a donde vas a enviar al usuario. La última de las guías que puedo darte es que tu página de destino cumpla con lo que promete.

Un clic es un verdadero regalo, no lo tires a la basura. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Piensa que si un usuario se ha decidido por tu anuncio es porque lo hiciste muy bien. Ahora tienes la oportunidad de mimarlo y darle de verdad lo que está buscando. ¡Alguien ha dado clic en un mensaje de menos de 30 caracteres! Piensa en lo maravilloso que es eso al momento de redactar y de generar el espacio que va a abrirse una vez que se consiga el objetivo. Si no puedes ofrecer viajes baratos no uses esa palabra clave. Es mejor apostar por palabras con menos búsquedas pero que sean el engarce perfecto entre lo que realmente puedes ofrecer y lo que los usuarios están buscando.

Así que ya lo sabes. Redactar en menos de 30 caracteres no tiene que ser una tortura. Busca la motivación, plantea preguntas, encuentra palabras clave, no sacrifiques los verbos y respeta al usuario. Con estas líneas guía estoy seguro de que verás una mejora en el desempeño de tus anuncios. Si tienes alguna duda adicional no dudes en dejarla en los comentarios. ¡Buena redacción!

Pin It on Pinterest