Seleccionar página

¿Qué es Internet? La pregunta hoy resulta cuando menos peculiar. La red de redes se ha integrado de tal manera en lo cotidiano que su nombre ya no nos despierta demasiada curiosidad. Pero, ¿quién es pues este compañero de viaje al que llamamos Internet? La pregunta tiene, evidentemente, una respuesta técnica que es a la que menos espacio dedicaremos aquí. Interesa más intentar hablar de esas características que se van quedando en el imaginario colectivo generando prejuicios o bloqueos anticipados. Esas ideas que hacen que nos sintamos extraños cuando, por ejemplo, nos cruzamos en una calle oscura con una persona que lleva el cuerpo cubierto de tatuajes. La escenografía y el maquillaje no hacen del todo al personaje - tuitéalo    , aunque regularmente nos orientamos más por este tipo de elementos.

Internet es un conjunto de redes de comunicación que tienen la peculiaridad de ser descentralizado. En esa maraña conviven multiplicidad de servicios siendo la World Wide Web uno de los fundamentales… hasta ahora. En otras palabras, este texto puede llegar hasta ti gracias a los protocolos propios de esta WWW, pero elementos como el correo electrónico, la telefonía (VoIP) y la mensajería instantánea, son también redes de comunicación dentro de Internet que no pasan por esta triple w que regularmente se lleva todos los reflectores. Resulta interesante entonces quedarse con esta idea de que Internet es en realidad un conjunto muy amplio de posibilidades de comunicación - tuitéalo     que responden a distintos lenguajes y protocolos informáticos. Su esencia, por tanto, está precisamente en la comunicación que toma distintas formas a las que hoy parece que estamos más que acostumbrados.

La juventud de Internet

Ahora bien, no solamente se asocia y se confunde a Internet con la World Wide Web. Nuestro imaginario nos hace relacionar la tecnología con un avance que supone una serie de herramientas de un alto grado de complejidad. Los tableros con luces por aquí y por allá parecen el sinónimo visual de una sociedad más avanzada y, por supuesto, más inteligente. Pero lo cierto es que si la esencia de Internet está en la comunicación habría que pensar que su mayor potencial está en elementos completamente etéreos, es decir, invisibles. Esto no quiere decir que se tenga que menospreciar al elemento físico (la maquinaria) que hace posible la comunicación, sino que en realidad Internet avanza cuando logramos comunicar más y mejor que no necesariamente cuando aparece un nuevo dispositivo en el mercado.

Internet avanza cuando logramos comunicar más y mejor. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Cuando detenemos ese vértigo de la novedad que caracteriza a nuestros tiempos podemos ver que el verdadero avance está cuando se presenta un dispositivo que hace las cosas más sencillas. El constante error de los fabricantes de dispositivos móviles está precisamente en saturar de funcionalidades que entorpecen la necesidad básica de comunicación. Steve Jobs es uno de los que mejor ha comprendido este elemento y sacó un gran rendimiento de la idea. No hay que olvidar que Internet tiene sus primeros desarrollos a finales de los años 60, por lo que en realidad tenemos entre nosotros a una tecnología adolescente que lucha por desarrollar desde sus propios parámetros una técnica que le lleva milenios de ventaja: el lenguaje.

La técnica y la tecnología

Cualquiera que sea capaz de comunicar está ya en posesión de una técnica de lo más avanzado y complejo. Tiene, de hecho, un mecanismo que Internet mismo envidia e intenta replicar una y otra vez. Poseer un código para dar cuenta de la realidad y producir en otros reacciones o respuestas cuando lo empleamos es un saber hacer que nos ha tomado mucho tiempo desarrollar. La tecnología incluye a la técnica, pero no la agota. - tuitéalo     En este caso, de hecho, la tecnología es un despliegue de la misma técnica del lenguaje que busca darle nuevas dimensiones al mismo. Dicho en otras palabras, Internet es producto de una necesidad propia del lenguaje de ser más lenguaje. Por eso lo que debemos entender es que los dispositivos que parecen de lo más complejos son en realidad extensiones, a veces muy ineficientes, de los instrumentos básicos que empleamos para la comunicación.

Internet es producto de una necesidad propia del lenguaje de ser más lenguaje. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Cualquiera que hable, entonces, es capaz de enfrentarse a Internet y comprenderle a fondo. Medir el acierto en un dispositivo, como ya decíamos, es tan sencillo como determinar qué tanto ayuda o no a comunicar, es decir, a realizar algo que nos ha costado mucho tiempo refinar hasta tal punto que se nos ha vuelto invisible. En otras palabras, el mejor punto de referencia que podemos tener para la innovación está en una técnica que es parte fundamental de nosotros y que no podemos abandonar. La tecnología va tras los pasos de la técnica de la comunicación, por lo que contamos ya de entrada con un conocimiento intuitivo de un valor muy superior al de esta joven red de redes. Esto no significa que todos podamos hablar el lenguaje de programación ni que tengamos la misma habilidad lógico-matemática, sino que lo que interesa resaltar aquí es que se trata precisamente de un tipo de lenguaje que en realidad simplifica a expresiones lógicas fundamentales lo que nosotros desarrollamos con un detalle infinitamente superior.

El posicionamiento para terminar

Uno de los ejemplos más claros que se me ocurren está en una de las obsesiones en el ámbito de la World Wide Web: el posicionamiento. Pensemos un poco en los pasos que se han seguido para determinar quién merece estar en una buena posición dentro de los resultados de búsqueda y quién no. Lo primero, por supuesto, está en dar valor a quien habla de lo que me interesa. Sucede entonces que descubro que hay quien emplea mucho las palabras que quiero escuchar pero que no transmite un mensaje con verdadero sentido y valor. Esto, por un lado, me lleva a refinar mi búsqueda, a fijarme en las referencias que se emplean y en la capacidad de desarrollo de la información. Con esto hemos hecho ya una descripción muy intuitiva de temas como el posicionamiento por palabras clave, la sobreoptimización, la concordancia exacta, búsquedas de long tail y los enlaces.

Internet busca imitar el máximo acto comunicativo: la conversación. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Lo que queda por añadir es el componente social: ¿qué hacemos cuando un mensaje no nos deja del todo convencidos? Aquí la voz de otros como yo aparece como algo fundamental para dar un paso en uno y otro sentido. Es por eso que no es tan complicado de entender que el posicionamiento en la red pase por la conversación donde las opiniones de otros juegan un papel fundamental. Esto, además, nos pone de cara a la tarea de mayor complejidad: la de hacer que el dispositivo que contiene y ejecuta el lenguaje en turno sea capaz de responder imitando la conversación. Valga este ejemplo para mostrar que Internet avanza buscando replicar en otro nivel lo que hacemos ya de manera completamente espontánea. Para comprenderle, entonces, hay que pensarle más como un tutorial para principiantes en esta técnica del lenguaje y la comunicación. Es un error, por tanto, menospreciar a quien conoce a fondo el lenguaje cuando se trata se busca innovar en la tecnología de Internet.

Pin It on Pinterest