Seleccionar página

Pero qué especie de título es este. No me queda claro si estamos ante una broma o se trata de una forma muy mexicana de enviar muy lejos a alguien. Bueno pues ni lo uno ni lo otro. Aunque no lo parezca esto es algo serio, pero no me borres esa linda sonrisa que tienes que nadie dijo que la seriedad se lleva mal con la risa. Además, la tarea que te propongo requiere de muy buen humor porque bien sabemos que proponerse enseñar algo a alguien de mucha confianza puede que no termine siendo lo relajado que podría esperarse. Enseñar a tuitear a tu madre puede que sea uno de esos casos.

Lo primero, como siempre, es preparar la lección. Es como estar delante de la cocina y pasar lista a los ingredientes necesarios para el platillo que vamos a elaborar. En este caso te lo voy a poner muy sencillo: sólo necesitamos un plugin para WordPress y una pizca de creatividad. Bueno, está bien, estoy dando por sentado que la mesa ya está lista, es decir, que tu madre ya tiene una cuenta de Twitter y que todo está bien configurado. Pero si no es así puedes pasar por el tutorial paso a paso que te propongo en este mismo rincón y volver por aquí cuando todo esté listo para enseñar a tuitear a tu madre desde tu blog. Bien, pues vamos al lío.

 VCGS Toolbox, tan sencillo como untar mantequilla

Gran parte del truco se lo debo a Víctor Campuzano y su caja de herramientas. El buen Gallego de apellido creó esta fantástica herramienta para WordPress que, entre otras cosas, incluye la función del piopíalo. Esto no es sino la manera en que Víctor llama al tuiteo o a la acción de enviar tuits. Para que quede todavía más claro vamos a poner un ejemplo: VCGS Toolbox es la herramienta definitiva para aprender a piopiar en Twitter. - tuitéalo     Esta frase que ves aquí tiene el logo de Twitter y te invita a dar clic en la frase “tuitéalo” para compartir el texto con un enlace al artículo. En pocas palabras: una herramienta que hace que compartir contenido en la red sea más fácil que untar mantequilla en el pan de la mañana.

Con VCGS Toolbox compartir en Twitter es tan fácil como untar mantequilla. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Así que bueno, el primer paso es instalar el plugin directamente desde tu blog o descargarlo aquí y hacer la instalación manual. Una vez que lo tienes, y lo has activado y configurado (es realmente sencillo), ya estamos listos. Podemos empezar a hacer uso de él y para eso vamos a necesitar la pizca de creatividad de la que hablábamos antes. Pero antes quiero aclarar una cosa aquí entre nosotros: todo lo que te estoy contando lo he hecho antes, así que sé de primera mano que funciona y resulta sumamente efectivo. Así que todavía estás a tiempo de arrepentirte y dejar a tu madre sin conocer los placeres del tuiteo. ¿No? Bueno, pues vamos a tirar para delante.

 Nos vestimos de pájaro azul para hacer pío-pío

Me voy a poner un poco más técnico, te lo aviso. Si eres lector frecuente de este espacio (si no, pues te lo recomiendo. Fin de publicidad) sabrás que hay por mis artículos unas lindas cajas de texto con frases que, en la parte posterior, dicen: “haz clic aquí y tuitea”. Estas se las debo a otro plugin que se llama Click to Tweet y me sirven par dar un descanso a la vista después de unos cuantos párrafos de texto. En un inicio la frase que ves debajo de la caja estaba en inglés y tardé un poco en descubrir lo que tenía que modificar en el código para cambiarla. Cuando lo hice decidí ser sumamente claro y directo: la instrucción señala de manera inequívoca lo que hay que hacer para tuitear la frase. Aún así, ya te digo que me sirven más como elemento estético que para lo que se supone que debe funcionar. El pajarito es visualmente atractivo, pero no se animaba a cantar. - tuitéalo    

Una herramienta puede ser estéticamente bella, pero poco efectiva. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Me explico un poco mejor. Si bien esta herramienta la uso desde el principio, la interacción en Twitter no llegaba, no se veían por ahí las frases pululando por las líneas del tiempo. Hay muchas hipótesis para explicarse este pobre resultado: bien podía ser la mera ausencia de lectores o quizá lo que sucedía era que el hecho de proponer una frase limitaba la creatividad y, por lo tanto, no resultaba un verdadero incentivo para compartir. Cuando cambié el idioma del texto percibí un ligero aumento, pero seguía sin ser lo que esperaba. Aquí es donde entra la importancia del factor materno: mi madre me leía y compartía en Facebook, además de que apreciaba el esfuerzo que hago por poner las frases en una medida justa y armónica, pero no tuiteaba. ¿Qué es lo que hacía falta?

Entonces, gracias a mis queridos amigos de Blogramé, di con la fantástica herramienta de Víctor. De inmediato la integré en el blog y me propuse hacer la prueba para salir de dudas y terminar por resolver el misterio de las herramientas tuiteras silenciosas. Para hacerlo todavía más sencillo incluí una frase en la que, evidentemente, sólo mi madre podría querer  hacer clic y, en efecto, lo hizo:

Hay un antes y un después de este momento. Ahora puedo saber exactamente cuándo me está leyendo porque comienzan a llegarme las notificaciones de cada una de las frases que propongo para que sean tuiteadas. ¿Víctor es un mago? De la programación y del humor, sin duda alguna. Te doy mis impresiones: me parece que la herramienta es sumamente sencilla de utilizar y, sobre todo, se integra en el texto de manera natural. Por más que Twitter se acerque a la imagen, el texto sigue siendo su base. - tuitéalo     Así que es fundamental poder compartir con un simple clic una frase en el mismo momento en que vas siguiendo la estructura textual que te proponen. Si hay una serie de palabras que logran hablarte la reacción es evidente: quieres contestar, dar muestra de que estás poniendo atención y que te gusta lo que te están contando. Lograr esto es mucho más sencillo si se hace desde el interior del texto mismo.

 Del texto a la imagen se cae la sopa

El experimento fue un éxito. Mi madre tuitea con una facilidad tremenda y ha iniciado a dar clic también en las frases dentro de las cajas de texto. Además, Twitter es la red con más clics para compartir el contenido (aunque Google+ sigue siendo la que más tráfico genera). Esto significa que, a pesar de lo bello que puede resultar un complemento como el de Click to Tweet, sigue siendo una herramienta diseñada para usuarios que se mueven con cierta familiaridad por la red. Por eso la propuesta de VCG Toolbox, que apuesta más por el texto que por la imagen, logra conectar de mejor manera y resulta útil para aquellos que no están familiarizados con estos entornos. Claro que no puede hacerlo todo, hace falta esa dosis de creatividad como complemento.

Las herramientas de los blogs tienen que estar al servicio del contenido para generar diálogo. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Enseñar a tu madre a tuitear, por supuesto, es una manera de decirte que puedes hacer las cosas más sencillas para que tus lectores compartan el contenido. El elemento central aquí es la integración del mensaje en el texto. Escribe para el lector, no para tu propia promoción. - tuitéalo     Deja que las palabras te vayan llevando a su terreno, a esa dimensión donde las combinaciones se conforman de manera casi espontánea. Claro que esto se dice fácil, pero no te preocupes que ya tienes por aquí una serie de recomendaciones para redactar un buen tuit. Desde ahí todo es practicar y practicar para que puedas generar frases tuiteables de manera espontánea. Ahí es donde el piopíalo llega como complemento ideal para que el texto despegue y cante en la red.

Así que ya está, te he contado una experiencia real con un curioso indicador: los tuits de mi madre a quien ahora saludo y beso tiernamente. Bueno ya que me sonrojo porque estamos en público. Quería llevarte paso a paso porque me parece un muy buen ejemplo de cómo las herramientas de los blogs tienen que ponerse al servicio del contenido para generar un diálogo entre personas. Si este objetivo se cumple estarás muy cerca de alcanzar a un auditorio cada vez más grande. Piensa, además, que no todos los lectores son usuarios avanzados de las redes, pero eso no les quita el entusiasmo y el interés por lo que puedas contarles. Así que busca elementos que hagan las cosas más sencillas y accesibles para todos. Un blog es de los lectores por más personal que sea. - tuitéalo     Para cerrar y despedirme agradezco mucho a Víctor por su trabajo y la herramienta que ha hecho posible este platillo.

Pin It on Pinterest