Seleccionar página

La semana pasada hablábamos por aquí de la importancia de las etiquetas en la red y de cómo crear un hashtag. En ese mismo texto surgió el curioso término de netiqueta sin que dijéramos mayor cosa al respecto. Tampoco es que tenga muchor misterio el asunto, pero me parece más que pertinente el dedicarle unas líneas al tema para desarrollarlo de manera muy práctica y concreta con respecto a la netiqueta para redes sociales. Éstas son el espacio de diálogo donde hoy mucha gente se encuentra sin que necesariamente pase a conocerse en el mundo real. Además, son los canales con los que marcas y empresas buscan llegar a nosotros, así que unas cuantas líneas sobre el buen comportamiento en ellas nunca estarán de más.

Hablamos ya de las nociones que pueden estar detrás de la palabra etiqueta. Haciendo un resumen diré que tenemos dos opciones: la más aceptada que refiere a una estaca o punto de referencia y la que tiene olor a leyenda poniendo el origen en la contracción de una frase que señalaba dónde se encontraba lo medular de un asunto. Jerby, mi buen amigo y fiel comentarista, se decantaba por la primera de las opciones. En el texto, por otro lado, nos inclinábamos por la segunda en la medida en que se hablaba de la etiqueta como una forma de dar con la esencia de un contenido. No obstante, aquí quiero hacer notar que la primera de las opciones, como bien hacía notar el querido ratón, puede estar más cerca de este uso que el lenguaje también concede a la palabra: la etiqueta como punto de referencia para el comportamiento. - tuitéalo     La netiqueta, la etiqueta de la red, se compone precisamente estos elementos que nacen un acuerdo tácito (que puede o no estar por escrito) para seguir ciertos lineamientos en el modo y forma de relacionarnos en las redes sociales. La cortesía de la red, el decoro de los internautas, las buenas maneras de un espacio público y virtual.

Netiqueta para las redes sociales

¿Qué tipo de normas de convivencia se pueden establecer para las redes sociales? Cada una tiene las suyas porque constituyen espacios bien diferentes. Son detalles, elementos sutiles que marcan la diferencia entre un espacio amable y uno de ambiente hostil. - tuitéalo     Es tanto como aprender que en una biblioteca no se debe alzar la voz mientras que en un bar no hay mayor problema si se hace. Cosas que tenemos perfectamente integradas para los espacios públicos de la vida cotidiana, pero que, cuando se trata de lo público virtual, requiere todavía de un proceso de formación. Sembrar en el habitante virtual la semilla de la cortesía. - tuitéalo     Esta es la esencia de una netiqueta que ahora detallo basándome en lo que Ivan Serrano recoge en una interesante infografía. Son pequeños elementos enfocados a las empresas en este caso, pero que bien puede hacerse extensivo a las personas porque, al final de cuentas, la magia de la red es que hace de las marcas una persona más conversando. Vamos a centrarnos de momento en las tres principales redes sociales: Twitter, Google+ y Facebook.

En la red las marcas son una persona más conversando. Por eso necesitan netiqueta. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Twitter, la madre de las etiquetas

La red del pajarito azul es, sin duda, la que ha dado un mayor impulso a las etiquetas. Lo dinámico de la conversación, la rapidez con la que se lanzan los mensajes, requiere de estas marcas que favorezcan el encuentro de lo que se busca. Pero de eso ya hablamos la semana pasada. Aquí tratamos el modo y la forma en que es mejor comportarse como marca con presencia en esta red. Si destacamos el dinamismo, no es de extrañar que el primer consejo sea responder de manera rápida y oportuna a todas la preguntas que te hacen. Habría que aclararlo bien: distinguir entre una pregunta que siempre espera una respuesta y una interacción con la que puede ser suficiente un gesto, es decir, una marca de favorito o RT que haga saber que se ha recibido y leído.

La comunicación ágil y constante marca la netiqueta en Twitter. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Como hablamos de conversación es importante que dejes un espacio en los mensajes al momento de redactar un tuit. Esto le permite a quien te retuitea añadir algo de su propio teclado. Twitter supone el arte de incluir en cada mensaje el silencio necesario para una respuesta. - tuitéalo     Además, el consejo es mantener siempre un tono positivo en los mensajes ya que las marcas que no lo hacen ganan menos seguidores. Hablando de los mismos, también se aconseja no caer en la tentación de seguir a todo aquel que te sigue. Establece una línea temática clara y sigue a quien sea afín a ella o a quien sea realmente relevante. Recuerda siempre lo que representas y no te excedas en compartir elementos personales confundiéndote con la marca a la que estás dando voz. Para esto ayuda el usar el logo de la misma como imagen de perfil para favorecer el reconocimiento también entre los seguidores. Hasta aquí elementos básicos de netiqueta para redes sociales aplicado al tuiteo.

Google+, una comunidad de diálogo continuo

No me canso de escuchar, todavía hoy, esa leyenda de la red que piensa que se trata de una red vacía. Nada más lejano a la realidad. La conversación es constante en la red social de Google. - tuitéalo     La imagen de los círculos nos sirve para destacar la importancia de nombrarnos los unos a los otros: usa el + antes del nombre del autor del contenido que estás compartiendo o comentando. Llama su atención para mantener viva la conversación. Este es un gesto de cortesía como lo era antes el quitarse el sombrero para saludar. Practica este tipo de gestos comentando y agradeciendo los contenidos que te gustan o dialogando para proponer algo distinto ahí donde no estás de acuerdo. Google+ es una red que favorece los diálogos más largos y estructurados. Esto es precisamente lo que hay que aprovechar.

Compartir contenido de valor y mencionar a otros para conversar es esencial en Google+. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

El uso del texto con formato es bien visto en esta red social. Aprovecha cada uno de esos elementos: negritas, cursivas, imágenes grandes, etiquetas… Aplícalo tanto para el texto que acompaña a tu contenido como para el que usas para compartir los contenidos de otros. Esto nos lleva a remarcar un importante elemento: siempre que compartas contenido de otros acompáñalo con tu propio comentario del mismo. Haz saber a los demás que leíste el artículo y ofrece unas cuantas palabras al respecto. Además, recuerda que los círculos te permiten organizar tus contactos de manera que puedes segmentar la información que compartes. Procura sacar provecho de esta función y asegúrate de hacer llegar el contenido a las personas apropiadas para que realmente sea de valor. Evitar saturar y dirigir el mensaje en una conversación directa es algo que se hace posible gracias a las herramientas de Google+. Además son los elementos clave de netiqueta para redes sociales donde el diálogo puede extenderse como en este caso.

Facebook, cortesía y diálogo cordial ante todo

Facebook es donde todo inició. Desde hace un tiempo que la red de Zuckerberg busca la mejor manera de monetizarse convirtiéndose en punto de contacto entre empresas y clientes potenciales. Este es un espacio en el que fácilmente se pierde la mesura, por lo que tienes que recordar que la actualización de estado puede hacerse varias veces en un día siempre y cuando lo hagas con un espacio de tiempo prudente entre cada una. Además, tienes que saber que los comentarios en Facebook son bastante frecuentes, por lo que es mejor que te hagas a la idea de la necesidad de contestar a todos y cada uno de ellos por más desagradables que sean. Esto no significa que se permitan insultos, sino que hay que responder incluso a las críticas más incómodas. Marca los límites del respeto claramente y prepárate para un diálogo abierto.

El equilibrio entre información y publicidad es crucial en Facebook.  - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Esta red social ha sido la última en unirse al uso de hashtags: haz uso de ellos de una manera igualmente moderada. Recuerda siempre orientarte por la regla del 80/20. Ochenta por ciento de contenido relacionado con el producto o servicio que ofreces y el veinte por ciento restante dedicado a la publicidad dirigida a la conversión. Lo primero es informar y entretener antes de pasar a intentar cerrar un acto comercial. En otras palabras: habla de los intereses en común antes de intentar vender cualquier cosa. - tuitéalo     Ofrece y aporta valor antes de buscar un beneficio. Por otro lado, no cometas el error de hablar en los muros de otras empresas pidiendo que te sigan. Apuesta por que tu contenido brille y evita parecer desesperado por atención. En esta misma línea, la primera persona del plural es lo mejor al momento de lanzar un mensaje de la empresa. Elementos básicos de netiqueta para redes sociales sacando provecho de los elementos de Facebook donde hay que saber moderarse.

Como puedes ver, se trata de marcar elementos muy sencillos que vayan delineando un buen comportamiento en estos espacios. No se trata de normas rígidas que cuenten con un estatuto legal, sino líneas sutiles que orientan el comportamiento y ayudan a saber de manera aproximada lo que se espera de nosotros en cada una de las redes. Orientación más que un mandato, puntos de partida más que una meta completamente clara y definida. Lo importante es adecuarse a las buenas maneras de cada espacio procurando ser un miembro más de la conversación. Ahora que, si bien no hay nada escrito de manera definitiva, cuidado con faltar a estas líneas de netiqueta para redes sociales porque pronto verás que la misma comunidad se encarga de reclamar un comportamiento adecuado. Nadie dijo que lo sutil era una fuerza de unión y cohesión débil por ser más o menos intangible. Nunca subestimes la importancia de estos detalles. ¿Qué otros elementos de netiqueta se te ocurren?

Pin It on Pinterest