Seleccionar página

Hoy estoy muy contento porque estas líneas, de nuevo, son fruto de un diálogo con compañeros de la blogosfera. En concreto se trata de mi compatriota Edmundo Pérez que en su blog nos daba muy buenos consejos para mejorar la calidad de un blog. En los comentarios le hacía notar la importancia de los valores para comunicar de mejor manera en un blog, algo que le inquietó y que nos trae de nuevo aquí para escribir. ¿Cómo desarrollar un código de valores para blogs? Aquí intentaré explicar este punto y dar también una propuesta concreta para que puedas tomarla como referencia.

Lo primero que habría que decir es que el tema no resulta del todo novedoso en este rincón. Habíamos hablado ya de la importancia del código de valores en la empresa, pero es verdad que hacía falta especificar o concretar la idea más allá del ámbito de los negocios. De cualquier manera, sigue siendo válido que los valores son el sustento de una persona, elementos que dan rostro tanto a un sujeto como a una marca. Es a través de ellos que podemos determinar la congruencia y coherencia de alguien. En otras palabras, su constancia en el tiempo y presencia en cada acción o mensaje son determinantes para dar sentido a la imagen de marca. La comunicación dotada de valores es una que transmite un mensaje cálido y humano. - tuitéalo    

Blog de empresa o blog personal

Se trate de una bitácora de empresa o de una personal, el blog posee siempre una identidad, una voz propia y ésta se sustenta en los valores. La diferencia está en que el código de valores para blogs empresariales debe coincidir con el de la empresa misma, mientras que el de un blog personal bien puede partir de una reflexión de tus propios valores o construir un personaje que será el que lleve la voz y que no necesariamente coincide contigo de pies a cabeza. Así, las primeras preguntas a las que te vas a enfrentar son aquellas que buscarán definir una lista de valores que te van a guiar en cada publicación. ¿Qué quiero transmitir? ¿Cómo quiero que me reconozcan? ¿Cómo quiero que me definan? Preguntas de las que ya hemos hablado antes y que apuntan siempre a la definición de una identidad.

El código de valores debe ser pensado antes de comenzar a comunicar. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Ya sea personal o empresarial, el código de valores para blogs debe tener en cuenta el auditorio. Si sabes detectar aquello que es importante para las personas a las que quieres llegar tendrás algo muy valioso para añadir a tus contenidos: sentido. El que un texto logre comunicar algo, que conecte con un auditorio, tiene mucho que ver con este conjunto de valores desde los que se habla y que intentarás transmitir palabra a palabra. Es así como alguien puede creer en lo que dices: quien es amante de lo justo será más receptivo a un mensaje que tenga a la justicia como su valor fundamental, quien privilegie los valores estéticos valorará mejor un contenido textual acompañado de lo visual que busque siempre la armonía y la belleza. Pero si hay algo a resaltar en los valores es su carácter general y compartido. - tuitéalo     Invocarlos es más que suficiente para pensar en positivo, para resaltar lo mejor de lo humano.

Ten presente siempre que tu código de valores es también un elemento que potencia al lector, que le da puntos de apoyo para sentirse mejor con él mismo. Todos podemos tener momentos depresivos y seguro que habrá muchos espacios en la red para quien guste de encontrar eco en los puntos bajos de la vida. Pero aquí hablamos de un aumento de potencias, de una lectura que pueda aportar algo a quien te visita y que, al llevárselo, tenga también la amabilidad y gentileza de recordarte con una sonrisa. Lo que se busca, en suma, es tener un conjunto de valores que animen a tu comunidad día a día dándole un poco de motivación sin que esto tenga que ser evidente o explícito. Un contenido denso escrito con humor puede animar a alguien a enfrentarlo de manera distinta, así que bien puedes hacer de eso tu valor y tu marca personal. Pero, para poder mostrar esto de manera un poco más concreta, te propongo un acrónimo para un código de valores para blogs y blogueros.

Un código de valores para blogs: el código HORMIGA

Mira que seguramente soy la envidia de Dan Brown en estos momentos. Ya que hablamos de personajes, te propongo crear uno que habite constante de tu blog: una simpática hormiga que salga a trabajar de manera incansable en cada texto que escribas. Con ella irán los componentes de su nombre que es un verdadero cóctel de vitaminas de ética para acompañar la conversación con tus lectores. Si te parece bien vamos visitando los elementos dando tres pinceladas de lo que puede entenderse por cada uno. Así, cada quien podría poner un poco de su propia cosecha hasta que descubra que la amigable hormiga necesita algún compañero que sea reflejo de tu propio código de valores.

Honestidad

La honestidad se relaciona con el honor que, para conservarse, requiere de una fidelidad a la verdad. Pero la verdad, lo sabemos bien en este espacio, es algo difícil de definir: es una mariposa escurridiza y alegre a la que le gusta ser contemplada pero que cambia de sito cuando alguien se la quiere adjudicar. La honestidad, por tanto, es fiel a una verdad personal que se sabe limitada, pero que no por ello deja de expresarse. Concordancia entre el pensar y el sentir propios que se hacen explícitos en todo momento. - tuitéalo     Esto es lo que pienso y como siento las cosas, expongo mis razones sabiendo de sus límites y con el ánimo de contrastarlas con otros. Esa es la posición honesta en un contenido.

Optimismo

La información sobre las crisis y los escándalos del mundo abunda por todas partes. La vida de cada uno tiene también sus propios problemas, sus altas y sus bajas. ¿Para qué llenar la red con más cosas negativas? Mejor hacerse el propósito de encontrar el lado positivo, de lanzar un mensaje de optimismo incluso en el tema más escabroso. Que la risa sea un medio para tomarse un respiro y darle una vuelta a las situaciones más complicadas. Buscar el máximo provecho, una apuesta por lo óptimo, siempre por el aumento de potencias. - tuitéalo     Todo un reto cuando se sabe que la crítica negativa vende y vende mucho. Pero confío en que somos más los que pensamos los que creemos en el poder de las buenas noticias.

Respeto

El respeto es un valor que me encanta porque supone el reconocimiento explícito e intenso de la presencia del otro. Significa detenerse a mirar de manera minuciosa al otro que está frente a nosotros. Consideración y atención constante para no pasar por encima de nadie. - tuitéalo     No importa lo grande que seas, no importa la relevancia de tu espacio, siempre hay que tener en cuenta que hay otros y que todos merecen la misma atención. El respeto es un valor fundamental para la convivencia y somos tanto en la red…

Modestia

Ya que hablamos de grandeza hay que decir que no hay tal sin el reconocimiento tanto de los propios límites como del camino recorrido. La modestia es un valor que llama a la moderación, por eso va muy bien aquí junto al respeto. Cuando el vaso se llena y se desborda inunda el espacio circundante, ocupa más de lo que puede y de lo que debe. La modestia implica mantenerse siempre atentos para no hacer un desbordamiento invasivo. - tuitéalo     La modestia reconoce los propios límites y eso le permite un crecimiento más seguro, uno que se va gestando colaborando y no arrebatando espacios.

Inspiración

En la misma línea del optimismo aparece la inspiración. Ya que buscamos el lado óptimo de la vida, ¿por qué no agregar un momento para que ese amable visitante de tu espacio se vaya inspirado? Esto implica darle un poco de aire fresco, proponerle una perspectiva de las cosas que le mueva a la reflexión y a la creación. En la red se habla a menudo de la llamada a la acción, así que nada mejor que ésta implique una expansión o recreación de la perspectiva positiva que quieres transmitir. Que el hacer no se limite a una venta o una compra, que sea nada más compartir: invita a crear, a reinventar el mundo con palabras e imágenes. La utopía es el motor del cambio. Siembra en cada palabra una semilla utópica para darle al mundo reservas constantes de oxígeno. - tuitéalo    

Generosidad

Las bitácoras virtuales son espacios para dar, lugares de puertas abiertas donde los banquetes se ofrecen a todos por igual. No te guardes las cosas, brinda lo mejor de manera desinteresada. Agradece la presencia de todos aquellos que acuden al llamado y no dejes de esforzarte por dar lo mejor en cada párrafo. Un artículo es la oportunidad de ofrecer algo bueno a los demás, no la dejes pasar. - tuitéalo     No te obsesiones con conversiones y visitas, agradece la presencia de los lectores y responde a los comentarios. Recuerda que un blog genera comunidad y eso es algo que debes cuidar procurando las mejores atenciones.

Amistad

Hay varias historias que se pueden armar con esta palabra, pero la base está en que la amistad es un acto de amor. La consideración al otro se completa con este valor que tiene la mano de manera amorosa. Damos un paso más, llevamos las cosas al punto de establecer una relación afectiva con el lector al que no conocemos, pero que eso no es un pretexto para procurarle siempre el bien y las mejores cosas. Guardianes de almas, defensores de la dignidad de los demás por ser igualmente valiosos, igualmente amables. Tiende la mano en cada artículo como lo haces con tu mejor amigo. - tuitéalo     Todos los demás valores están reunidos en este final: con el amigo es más sencilla la honestidad, la carga de optimismo, las manifestaciones de respeto, el modesto reconocimiento de los límites, la admiración que inspira y la apertura generosa y dadivosa. Ser amigo del lector es cumplir con amor cada uno de los valores que aquí te propongo.

Pin It on Pinterest