Seleccionar página

Hace ya un tiempo, antes de que comenzara a explorar seriamente el mundo del posicionamiento en buscadores, pensaba que lo que se aconsejaba para mejorar un texto en la red está muy cerca de los consejos que se pueden dar para mejorar la escritura en general. ¿Se puede aprender a escribir haciendo SEO? Cada vez me convenzo más de que la respuesta es sí. La llegada de Google al mundo significó un acercamiento del algoritmo a la escritura: dime cuántas veces dices una palabra y te diré qué tan relevante eres. Versión muy básica y elemental de los primeros pasos del buscador que fue evolucionando para hacerse más complejo, preciso y buscando una dinámica más natural.

Tanto el famoso pingüino como el panda, actualizaciones del algoritmo de Google, se dan justo en esa línea: favorecer a quien es relevante de manera natural, es decir, a quien se lo gana por cuidar su contenido y no por atender a los parámetros que marcan las arañas de los buscadores. Se puede discutir mucho con respecto a si esto es así o a cuánto hay de negocio detrás de los lineamentos del gigante de las búsquedas. Pero lo cierto es que hay una base elemental en todo esto: el algoritmo está siguiendo la misma evolución por la que todos nosotros pasamos al aprender a hablar. Vamos a verlo con más detalle.

Del balbuceo al discurso: el algoritmo quiere aprender a escribir

La repetición es algo fundamental para aprender a hablar. Observa a los niños que tengas a tu alrededor, a los más pequeños, y mira cómo imitan los sonidos, imitan las palabras y repiten aquellas que tienen más éxito. ¿Qué pasa cuando un niño imita una mala palabra y los adultos se ríen? La repetición casi compulsiva aparece a pesar de los intentos por detenerla de unos padres avergonzados. Repetir es clave para aprender a hablar y también para aprender a escribir. El algoritmo de Google, en tanto que creación humana, no podía tener un punto de partida distinto. La repetición de palabras clave era fundamental para el posicionamiento en la red. - tuitéalo    

La repetición es importante para aprender a escribir, pero es sólo el inicio del proceso. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Pero aquí hay una curiosa inversión de las cosas, un fundamental malentendido: el algoritmo era el niño que quería aprender y nosotros lo confundimos con el adulto que ríe ante nuestra repetición compulsiva. En otras palabras, como se vio que repetir una palabra funcionaba, alteramos la escritura para poner una y otra vez la misma expresión perdiendo claridad y sentido en el texto. Esto obligó al algoritmo a crecer y madurar para comportarse como el adulto que nosotros pensamos que era. Nos comenzó a tratar como niños y por eso nos puso un pingüino y un panda para enseñarnos (en realidad recordarnos) las cosas que no hacemos normalmente al hablar y escribir.

La optimización de un texto no es la repetición compulsiva de una misma palabra, recuerda que la riqueza del lenguaje es la meta, parece decirnos Google. No es ninguna novedad que definir una idea central es un paso fundamental para construir un buen texto. Esa idea se va variando, encuentra distintas maneras de expresarse en el texto y muestra su diversidad de posibilidades. Este es el verdadero sentido de una palabra clave y lo que el algoritmo de Google se esfuerza por capturar. Claro que, si los creadores de contenido no ayudan, esto será más complicado porque el niño es el que tiene que hacer el papel del adulto. No debemos volver al balbuceo, nuestra tarea es la del discurso. Hay que alimentar al algoritmo del buscador con una buena escritura.  - tuitéalo    

El argumento de autoridad y el chismorreo de toda la vida

Claro que el algoritmo no sólo se apoyaba en las palabras del texto. De hecho su gran aporte al mundo de las búsquedas está en considerar las referencias a una web como una variable muy importante para determinar su relevancia. Si un texto habla de las mejores opciones para alquilar un piso en Barcelona y enlaza a tu web, es decir, habla de ti y de tu agencia, entonces asumimos que hay razones para pensar que tienes un buen servicio. Si esto se repite en varios sitios la reputación crece y te consolidas como una opción prestigiosa y confiable: esta es la esencia del famoso PageRank.

PageRank es muy similar a las normas de referencias en el mundo académico. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Pero vamos a salirnos del mundo de los negocios para recordar un elemento muy importante: PageRank nació como un proyecto de investigación. Se trata, en inicio, de un documento académico lleno de referencias a otros documentos en los que sustentaba su validez. En otras palabras, lo que hace PageRank es trasladar a la red una idea que se ha desarrollado en la elaboración de textos académicos desde hace mucho tiempo: el argumento de autoridad (que en realidad es una falacia). No es lo mismo citar a Aristóteles en materia de lógica que al vecino que siempre dice cosas muy interesantes. ¿Subjetivo? Sin duda alguna. ¿Un modo muy parcial de hacer las cosas? ¡Por supuesto! Las reglas para valorar la relevancia de la producción académica se dictan desde las universidades con mayores recursos para la investigación y favorecen las formas y tiempos de las denominadas ciencias exactas. Google simplemente ha heredado un problema del modelo que trasladó a la red.  - tuitéalo    

No obstante, hay que decir que por más injustas e imparciales que nos parezcan las cosas no tenemos una mejor manera de establecer la relevancia de un contenido. El nombre de quien dice algo y la institución desde donde lo dice tienen un gran peso. Eso no significa que sólo sea ahí donde se producen cosas valiosas, sino que establecemos puntos de confianza a los que acudimos para que nos refieran fuentes que vale la pena consultar, es una cuestión de economía. Una referencia de Standford o Harvard tienen un gran peso en el mundo académico. Ser mencionado en un artículo en revistas de estas instituciones significa que los ojos de la academia se ponen sobre ti. Lo mismo pasa en la red: hay sitios que tienen más peso que otros y dependiendo de quién te refiera tendrás más o menos relevancia para Google que, en efecto, es el que establece la forma de medir.

Luego entonces la guía de estilo para aprender a escribir

Te comparto toda esta reflexión para presentarte un elemento que voy a integrar al blog en breve. Pero si quieres aquí puedes ver un ejemplo de guía de estilo. Siguiendo lo dicho debes saber que este blog se construye a partir de la variación de unas palabras clave y que, en concordancia con lo ya dicho, apuesto por la riqueza del lenguaje y no tanto por la repetición compulsiva. Si a esto le sumamos que espero que más de algún amable lector haga referencia a lo que desde aquí se escribe, pues nada mejor que ayudar a hacerlo de la mejor manera.

Riqueza de palabras y referencias transparentes, dos buenas costumbres de la escritura. - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

En otras palabras, si el modelo de PageRank tiene una cercanía con lo que se hace en el mundo académico, ¿por qué no establecer una guía para hacer referencias a lo que nosotros mismos escribimos? Se trata, entonces, de ayudarte a mencionar los artículos que aquí aparecen y que te gustaría enlazar en tu propio rincón de la red. Como cuando en la universidad nos enseñaban a hacer las notas a pie de página o las referencias en general al momento de escribir un artículo o hacer una exposición oral. Esto implica también un ejercicio de transparencia y una invitación para aprender a escribir haciendo SEO, porque es innegable que las buenas referencias son necesarias para tener un buen texto.

Una manera de darle una mano a las arañas de Google tanto para aprender una manera natural de enlazar como para encontrar y clasificar mejor mi propio sitio. Pero más allá de eso, espero que también sirva para llamar la atención sobre las buenas costumbres de la escritura más allá del balbuceo y el chismorreo: aprender a escribir es apostar por enriquecer los textos con palabras y referir fuentes de manera transparente para poder contrastar opiniones y generar la propia. Dos normas básicas de la escritura que hay que rescatar para implementarlas en la red día a día.

Pin It on Pinterest